La ASF denunció ante la FGR las “irregularidades” cometidas por Pemex, en la compra y rehabilitación de la “planta chatarra” Agro nitrogenados.

La denuncia fue presentada el 18 de Julio del 2019, se fundamenta en “hallazgos” de 5 auditorías practicadas entre 2015 y 2018, en las que la ASF, determinó que se pagó un “sobreprecio” de $93.1 millones de dólares por la planta, que al tipo de cambio de $1.00 por $20 dólares daría en MN $1,826 millones.

Ya desde 2014, se reportó que la planta adquirida en Diciembre de 2013 era casi chatarra, con 30 años de antigüedad (quiere decir que desde 1989 estaba funcionando, pasaron 14 años sin operar, esto es desde 2005), increíble, simplemente increíble, era tan obvio que desde 2005 dejó de operar y que debió de existir el aviso correspondiente al SAT y por supuesto el dictamen del auditor externo. Es curioso que la planta se compró en Diciembre de 2013, que prácticamente es Enero de 2014, las 5 auditorías practicadas fueron a partir de 2015 y pasaron prácticamente 4 años para que la ASF reportara sus “hallazgos” a la FGR.

Según lo reportado a la ASF le llevó 4 años informar que se había comprado chatarra por Pemex, sin embargo, un medio periodístico publicó un reportaje en 2013, en el cual describía el mal estado de la planta de Agro nitrogenados y que a pesar de ello la ASF no tomó ninguna acción, sino hasta el 2015 que inició auditorías, increíble.

De alguna manera, que consistió fundamentalmente en planes, programas y proyectos, se inició la rehabilitación de equipo incompleto, en mal estado y no utilizable por parte de Pemex, la cual no ha concluido y a la que se le han invertido más de $443 millones de dólares, esto es $8,860 millones, que representan 4.85 veces el sobre precio pagado y que en los mejores términos que puedo usar la ASF en lugar de perseguir la manada de elefantes se quedó con un pequeño hormiguero para hacer sus auditorías.

Sorprendente que, a partir del 2013, 2014 con una inversión de aproximadamente de $8,900 millones la planta esté operando y produciendo fertilizante con esta planta chatarra, de acuerdo con el plan de negocios de Pemex, espera producir y vender entre 400 y 500 millones de toneladas de fertilizante en México e importar otro tanto para satisfacer la demanda nacional.

Claramente no hay cifras de parte de la ASF, cuanto fertilizante ha producido y vendido Agro nitrogenados, además de cómo se recontrató al personal técnico, operativo y administrativo para la operación de la planta.

Si ya Agro nitrogenados es una empresa “en marcha”, sería importante saber que dicen los dictámenes y carta de recomendaciones de los auditores externos, pagados por Pemex o la filial de Pemex a cargo de Nitrogenados.

Siempre las declaraciones a la prensa de la ASF basadas en sus auditorías son a destiempo, después de esperar cuando menos de 4 a 5 años resultados y denuncias.

Suponemos que las auditorías de la ASF fueron auditorías “especiales” directas, no obtenidas de la revisión de la información de Agro nitrogenados, por las cuentas públicas de 2015, 2016, 2017 y 2018 a cargo del Sr. Portal.

Suponemos también que la tardanza de la ASF obedece al tiempo de preparación de los pliegos y dictámenes técnicos y de las notificaciones formales tanto a la Dirección General de Pemex, como a la de Nitrogenados, a fin de que no aparezcan como descuidados de presentar información del sobreprecio hallado y que debe ser del conocimiento de los directivos y de los involucrados, a fin de que hagan las aclaraciones pertinentes, que deben existir en los papeles de trabajo del auditor y que fueron sometidos a control de calidad interno de la ASF, a fin de que no tuvieran omisiones, errores o fallas y por supuesto con el dictamen del control de calidad.

A la fecha, está prófugo el Sr. Lozoya, el Sr. Ancira detenido en España y suponemos en proceso de extradición a México y no hay nadie más ni detenido, ni sujeto a proceso, de los grupos que participaron en la compraventa de Agro nitrogenados, no nos vaya a salir la ASF que no revisó la participación de las personas con nombre y puesto que operaron la compraventa.

Debe existir la valuación de la planta chatarra, hecha por peritos valuadores, que llegaron a un precio sugerido de venta de la planta y otros peritos valuadores que hicieron la misma valuación de activos fijos y el terreno en el cual está construida la planta, que se sostuvieron diligencias entre ambos grupos para determinar los montos en dólares de venta y de compra de la planta.

Si se equivocaron los peritos valuadores tanto de venta como de compra deben tener en su contrato penas, multas que deberán pagar una vez que los peritos de la ASF lo hayan determinado.

Por otra parte, si los auditores externos fueron omisos o descuidados en sus dictámenes y cartas de recomendaciones a los consejos directivos tanto de Pemex como de Agro nitrogenados, también deberán resarcir el daño causado, que debe estar reportado por la ASF e integrado en sus papeles de trabajo.

A la fecha como ya se indicó no hay ningún funcionario de Pemex, su consejo de administración y de Agro nitrogenados que recibió la planta, sujeto a proceso y cárcel.

Es sorprendente que en el o los estudios de viabilidad financiera, operativa y comercial, no se haya reportado que se estaba comprando chatarra, que se deberían de invertir casi $9,000 millones para que la chatarra produjera 400,000 toneladas de fertilizante, por lo cual los responsables que firmaron los estudios deberían estar sujetos a proceso y cárcel.

Urge claridad y transparencia, no solo la opinión y denuncia ante la FGR de la ASF, sino la actuación de los auditores especialistas de la FGR y de la UIF, con resultados sólidos, verificables y debidamente integrados, para no salir con la clásica batea de babas.

Ya basta de denuncias dirigidas “a quien resulte responsable”, se debe poner nombre con todas sus letras de los responsables de este hallazgo de sobreprecio por parte de la ASF 5 años después de que se adquirió la planta y de no haber revisado la manada de elefantes galopantes y furiosos que pasó ante sus ojos.

Es urgente empezar a encarcelar a las ratas y sus cómplices y recuperar lo robado ya que no se pueden volatilizar más de $10,000 millones en total.

La ASF debe explicar con toda claridad y precisión lo que descubrió en su auditoría del 2015, ya que para ese año se había recibido la planta chatarra e informar y no ser omisa ni descuidada a la SENER, Pemex y Agro nitrogenados, claro, no olvidemos, antes de informar en la Cámara de Diputados a la comisión correspondiente de los hallazgos, sino lo hizo hay una cadena de omisos y descuidados que debe ser revisada y sancionada, aplica lo mismo para el 2017, 2018 y claro 2019.

Por otro lado, es evidente que en el período de transición y los procesos de entrega a recepción, quienes recibieron la planta de Agro nitrogenados con los informes preliminares de la ASF y de los auditores externos, debieron haber objetado la entrega y su registro en el acta de entrega a recepción, incluyendo todos los hallazgos descubiertos durante su inspección física a la planta chatarra, de no haberlo hecho fueron también omisos y descuidados al recibir y no informar a sus superiores, en este caso AMLO.

Publicado por DonHectorDice

Tengo experiencia en Consultoría y Auditoría en los sectores público y privado; diseño y uso de herramientas para evaluación y análisis de información. Conocimiento en temas de Salud, Seguridad, Educación y Desarrollo Social.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: