Un breve contexto para tener una idea preliminar del tamaño del problema que la presente administración ha ignorado desde la transición, empezado con “el olvido” de la autonomía de las universidades públicas, a saber:

. Aproximadamente hay 40 instituciones de educación superior públicas

. Atienden a aproximadamente 1,300,000 alumnos

. La planta de docentes y de no docentes no se sabe con precisión, pero posiblemente esté en un rango de 400 a 500 mil personas (existen nóminas federales y nóminas estatales, sin conciliar)

. El gasto presupuestal ronda en $112,000 millones, tampoco se sabe con precisión por el tema de las nóminas federales y estatales, donativos, honorarios, nunca se ha hecho una consolidación de estados financieros dictaminados y su correspondiente conciliación con las cifras de presupuesto ejercido

. La matrícula de alumnos ronda en los 4 millones de educandos

. Se desconoce con precisión el número de pensionados docentes y no docentes, así como el importe de sus nóminas pagadas y conciliadas físicamente con los pensionados

. La edad de jubilación ronda entre 53 y 65 años

. Se desconoce el indicador de costo promedio por docente y no docente, así como de pensionados

. Se desconoce el indicador de permanencia y conclusión con titulación de las carreras registradas en la SEP, así como el de abandono de estudios y de no titulados

En este contexto de incertidumbre no se tiene la información que pudiera indicar con toda precisión un diagnóstico integral de las instituciones de educación superior públicas (en adelante IESP), ni siquiera en la Dirección General de Estudios Superiores de la SEP y ahora con la custodia y actualización de la emisión de Títulos y Cédulas Profesionales.

Todos entendemos que el correcto y eficiente funcionamiento de las IESP es crítico para el desarrollo y crecimiento de la economía del País, de la generación de riqueza y de contener, empezar a disminuir y eliminar la desigualdad y la pobreza y la inseguridad.

Realmente, esta corrosión puede ser poco atractiva y de interés incierto para el actual gobierno, ya que la ignora, sus objetivos y visión de País, no incluye a las IESP y es claro que de ellas saldría la inteligencia para contener y eliminar la inseguridad en el País, solo imaginar por un momento un equipo interdisciplinario de las IESP con sus pares del Ejército y la Marina, ciertamente, el incapaz Moctezuma y su gavilla no tienen en su visión esta inteligencia y capacidad de los jóvenes educados en las IESP públicas y del Ejército y la Marina, sin olvidar que una gran cantidad de maestros con experiencia y capacidad enseñan en las IESP y las instituciones del sector privado.

Al verse involucradas varias IESP en el robo corriente (no estafa maestra), salieron al interés de la opinión pública por parte de la T4, como instituciones de dudosa calidad moral, como ahora son calificadas las instituciones que, ojo, está demoliendo gradual y sistemáticamente el Presidente.

A todas las IESP les falta dinero, deben dinero a terceros, están amenazadas con paros y huelgas de docentes y no docentes, con requerimientos y reclamaciones de parte de los alumnos.

El gobierno federal no les ha entregado a las IESP más de $1,600 millones, pretextando la falta de recursos a pesar de haberles recortado más de $1,700 millones, reasignado $1,800 millones a las pensiones de adultos mayores.

El gobierno está atendiendo a los migrantes y gastando, redujo el gasto en la salud pública, aumentó la pobreza, quedan a la deriva migrantes, liquida deudas del NAIM por más de $70,000 millones y le faltan de liquidar todavía $4,500 millones de dólares y varios estados de la federación tienen observaciones de la ASF por $5,000 millones.

Adicionalmente, el gobierno piensa instalar internet para servir a 300,000 localidades, abrir 10,000 sucursales de BANSEFI, dejó de ejercer más de $21,000 millones en programas sociales, sigue el robo de huachicol a la vista de todos, AMLO compra 2 estadios de beisbol por $1,000 millones, ahorra AMLO $1,600 millones en negociaciones con el sindicato de Pemex, así podríamos citar más uso de recursos y como habrán notado no se menciona para absolutamente nada a las IESP.

Queda claro, que deja mucho que desear la forma en la que los rectores de estas instituciones, IESP, a través de la ANUIES no están haciendo la tarea y deben ser muy claros uno por uno del por qué no lo hacen y para decirlo en términos clásicos “sino tienen cola que les pisen” y si la tienen se excusen y quienes no la tienen hagan su trabajo para reclamar en forma colegiada y firme el recurso financiero de las IESP, necesario para lo que se comprometen con el País al que se deben, conste que no es demagogia.

La amenaza con la que seguirán viviendo sino actúan los rectores es la permanente insuficiencia de recursos financieros, debiendo transparentar primero su ejercicio, tanto en forma individual como consolidada y ser muy precisos en:

. Crecimiento de matrícula e instalaciones

. Crecimiento de licenciaturas, maestrías y doctorados

. Crecimiento de las demandas sindicales de docentes y no docentes

. Crecimiento de las plantillas laborales, docentes y no docentes

. Incremento de costos y gastos

. incremento de pasivos

. Incremento de número de pensionados y de pensiones

. Disminuciones y aumentos de financiamiento adicional a nivel federal y estatal y en su caso los crecimientos

Son muchos aspectos como los mencionados anteriormente que requieren análisis, integración y cuantificación, priorización y consolidación, insisto, consolidación, porqué si los rectores no hacen un frente consolidado, les va a pasar otra vez como el recorte de recursos financieros que hizo AMLO por mas de $3,000 millones en el 1er semestre del 2019, compara do contra el 1er semestre del 2018.

La Universidad Autónoma de Morelos ha solicitado para el 2019 a la Subsecretaría de Educación Superior $390 millones, con un déficit acumulado de $1,600 millones.

La Universidad Autónoma del EDOMEX ha recibido solo $77 millones en 2019.

La Universidad Autónoma de Baja California requiere $600 millones urgentes.

Diez universidades requieren urgentemente que les liberen $2,610 millones para diferentes pagos.

Simplemente la bomba de tiempo que siempre se plantea en Diciembre, empezó a detonarse en Agosto de este año, ya que no tienen recursos las IESP para pagar gratificaciones, aguinaldos, bonos de fin de año a docentes y no docentes.

Todos decimos que siempre es lo mismo, sin embargo, el actual gobierno ya tiene faltantes importantes de liquidez (efectivo en caja y bancos), para hacer frente a los gastos sociales que se incrementaron en forma descomunal, pensando que habría en caja y bancos $500,000 millones de abatir, adivinen que, la corrupción.

AMLO no ha entendido, ni va a entender el problema de las IESP, por lo que será a través del Congreso de la Unión, que los rectores hagan su examen de conciencia en sentido estricto y presenten sus planteamientos financieros y presupuestales, establezcan con toda claridad que van a dar a cambio y en que tiempo, aquí si importa programar con rigor las fechas,  PRIVILEGIANDO EQUIPAMIENTO Y TECNOLOGÍA DE PUNTA PARA LA ENSEÑANZA, QUE SERÁ LO ÚNICO QUE HARÁ QUE NUESTRO PAÍS CREZCA SALUDABLE Y SIN DEMAGOGIA BARATA.

El panorama para las economías familiar y personal ha ido pasando en 9 meses de gris a negro, al igual que la economía del País, estamos entrando al túnel, no hay luz, si pensamos que pronto la veremos, estamos equivocados, este gobierno lo logró en 9 meses solamente decrecer a un 2.2% anual, creceremos a 1 o 2 décimas de punto con más pobreza y desempleo e impacto en la fortaleza y estabilidad de las IESP.

Aparentemente no hay cifras alarmantes de cantidades por aclarar a la ASF que ha practicado entre 2000 y 2016, 247 auditorías no se precisa cuantas auditorías en promedio, a cuantas IESP, incluidas externas se han practicado.

La ASF ha reportado 2,078 observaciones por casi $17,600 millones, sin aclarar y sin especificar el tamaño de la muestra y el del universo.

Pudiera ser que comparado contra el gasto reportado o presupuesto ejercido en el período del 2017 que se erogaron, vamos a decir $112,000 millones, representaría la cantidad reportada el 16% solamente del presupuesto de un solo año, lo cual nos lleva a pensar que quizá, el monto reportado de $17,600 millones por aclarar difícilmente llegará al 1% del ejercicio, ejercido por las universidades en 16 años, se recuperaron solamente, según la ASF $143 millones, que es “nada, de lo perdido lo que aparezca”.

Simplemente, nadie puede afirmar con precisión la corrosión y su avance en el presupuesto de las IESP, lo cual requiere un trabajo colegiado e interdisciplinario, transparente, para entender y empezar a resolver la corrosión, de lo contrario la crisis en las universidades estallará de parte de sus alumnos y de sus docentes y no docentes.

Publicado por DonHectorDice

Tengo experiencia en Consultoría y Auditoría en los sectores público y privado; diseño y uso de herramientas para evaluación y análisis de información. Conocimiento en temas de Salud, Seguridad, Educación y Desarrollo Social.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: