Que todos nosotros, si usted, ella, ellos, a ti, a mí, nos toca generar todos los egresos que van a gastar en nuestro nombre y para el beneficio de la T4 y obviamente de su líder, quien es el que parte, comparte, se queda con la mayor parte para su manejo discrecional.

Ellos, los que lo hacen, no ponen nada, todo lo ponemos nosotros, también les pagamos para que tengan el trabajo de gastar nuestro dinero a través de los criterios de ingreso y gasto, Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos.

Ellos separan lo que llaman el gasto corriente, irreductible para pagar sus sueldos y compensaciones, que se va a la burocracia que también debe hacer el trabajo por el que nosotros les pagamos y que nos deben proporcionar seguridad, salud, educación y bienestar a todos nosotros.

Nosotros con nuestro trabajo los vamos a mantener, como dirían nuestras abuelitas, les damos casa, vestido y sustento, debemos generar ingresos para que ellos los administren y vivan bastante bien.

Nos dan servicios muy deficientes, con calles llenas de agujeros, lámparas apagadas, recolección de basura a destiempo, no limpieza de calles evidentemente falta de seguridad, falta de movilidad y transporte público eficiente, además de continuas extorsiones de los llamados policías de tránsito y no tránsito.

Discuten sus cifras, se presentan en radio y televisión, nos abruman con sus declaraciones de que es un presupuesto austero, realista, disciplinado, que asegura un gasto eficiente y eficaz que va a impulsar el desarrollo, etc.

Discuten la posibilidad de que nos quiten nuestras propiedades por presunción de delito, de que nos metan a la cárcel por el delito de evasión fiscal y sobre todo que van a estar fiscalizándonos permanentemente para obtener los ingresos que necesitan para gastar, no a nuestro nombre.

Son los mismos que van a gastar nuestro dinero en el presupuesto de gastos sociales, que rondará sobre un importe de $300,000 millones durante 2020 y están pensando todo el tiempo en programas que faciliten el regalo de nuestro dinero, enarbolando que primero los pobres y los humildes, que son la esperanza de México.

Hablan del presupuesto de egresos como una fuente de dinero para sus gastos en programas sociales, que no son de nuestro conocimiento y que sus camaradas del partido de Morena, sin lugar a duda, aprobarán.

Dicen que ya no hay corrupción y que el presupuesto será mas rendidor como el arroz, que alcanzará para comprar más medicamentos, pero nos dicen nuestros amigos y familiares que no les pueden surtir sus recetas para tener los medicamentos que les mandó el Doctor y que ayudarán a coadyuvar su salud.

Sabemos que no han gastado prácticamente un solo peso en infraestructura hospitalaria y que tampoco se le a dado mantenimiento y equipamiento a las plantas de refinación de petróleo, también sabemos que deben mucho dinero a proveedores ya por sus compras de medicamentos sin haber conocido las existencias actuales.

Simplemente aplican el tanteómetro para tentalear de a cuanto serán los montos que asignarán en el presupuesto del 2020 basados en el 2019, que todavía no es sujeto de análisis en cuanto a comparar lo autorizado como gasto con lo gastado y explicar a cabalidad las variaciones y errores en los cálculos aritméticos del monto que asignarán a programas propiedad de diputados y senadores, gobernadores y presidencia de la República.

Respecto a la Ley de Ingresos sabemos que se estima un precio del petróleo y que generará ingresos por su exportación, refinación en plantas de Pemex y para consumo interno, también se estiman los ingresos por la venta de gasolinas, Diésel y aceites complementarios, también estiman ingresos por la captación de impuestos federales coordinados y por la auditoría permanente a los grandes evasores fiscales y esquilmar a los pequeños contribuyentes.

Mención aparte merece el pago a los maestros y fundamentalmente a las personas de la CNTE que se llevarán una gran tajada del presupuesto de egresos y que gastarán a como les convenga.

Por último, los criterios de política económica que simplemente tratan de explicar como se hicieron la Ley de Ingresos, el Presupuesto de Egresos y los importes que suponen se van a generar y se van a gastar.

Como habrán observado, no mencioné números, ni variaciones, ni precios de venta, tampoco costo de procesos y mucho menos la presunción de que van a ser un fracaso los 3 documentos rectores de la vida y razón de ser de un gobierno que debe servirnos, siempre y a cabalidad, porque nosotros les pagamos.

Se habla mucho en la prensa de las ampliaciones y reducciones presupuestales para los programas y para las dependencias del gobierno federal, sin embargo, todavía no hay cifras aprobadas por los diputados para hacer consideraciones numéricas, que más tarde haremos para su conocimiento y despertar su curiosidad.

Publicado por DonHectorDice

Tengo experiencia en Consultoría y Auditoría en los sectores público y privado; diseño y uso de herramientas para evaluación y análisis de información. Conocimiento en temas de Salud, Seguridad, Educación y Desarrollo Social.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: