Sigue la renta de vehículos por parte de la administración de AMLO, habiendo ofrecido que no se comprarían vehículos nuevos y que se trabajaría con los que estuvieran disponibles para acabar con los privilegios y la corrupción.

Sin embargo, la Sra. Claudia, inició las excepciones al rentar sin opción a compra, 1,855 vehículos para la policía de la CDMX, pagando una renta de $3,300 millones por 3 años de arrendamiento, seguro fue un gran negocio por ser vehículos último modelo, nuevos, que fueron adaptados como patrullas por una empresa habilitada para tal efecto, nunca no explicaron que pasó con el parque vehícular anterior y si también fue rentado por el Sr. Mancera.

Ahora se trata de rentar vehículos para SEGALMEX, que quiere decir Seguridad Alimentaria Mexicana y que se crea como un organismo público con patrimonio y personalidad jurídica propia, absorbiendo los activos y pasivos de DICONSA y LICONSA, no sabemos aún si ya está constituida legalmente SEGALMEX y se liquidaron conforme a la Ley DICONSA Y LICONSA, lo cual como supondrán tampoco ha sucedido.

No voy a usar muchos números para explicar esta jugosa operación para los afortunados arrendadores de vehículos y creemos no tan afortunada para los arrendatarios, ya que presumiríamos actos de corrupción, lo cual tienen terminantemente prohibido los funcionarios de la T4 por parte de su líder.

A grandes rasgos se rentarán:

. 600 camiones rabones

. 100 Torton

. 100 tractocamiones

En total 800 vehículos y que el próximo día 20 se anunciará cuales empresas fueron las ganadoras.

Curiosamente, la muleta con la cual justifican en el gobierno federal, tanto en este como en los anteriores, es algo que llaman “estudio de mercado”, en el cual piden a los participantes en la licitación cual sería el precio comercial del bien o servicio que el gobierno federal va a adquirir, independientemente de la forma en la que se liciten los bienes y servicios.

En mi experiencia como auditor y consultor, al presentar los precios de las horas de los niveles de profesionistas involucrados en el trabajo, se daban precios altos, como cliente normal, lo cual también constaté distorsionaba el monto de recursos que el gobierno federal debía destinar para la compra del bien o servicio, exactamente igual me sucedió al participar como proveedor de vehículos a dependencias gubernamentales, ya que no se ofrecían los precios de flotilla que tanto en arrendamiento como en financiamiento se vendían a precio lleno.

En fin, la partida presupuestal que se destinó para la renta de 800 vehículos por 48 meses oscila, según diferentes medios de información entre $2,000 y $3,000 millones, su servidor se queda con los $3,000 millones, se van a pagar mensualmente por la renta $62.5 millones lo que equivale a una renta media por vehículo de $78,125 mensuales, no cara, carísima, claro en las bases se exige que el ganador tenga suficiencia de vehículos para ser sustituidos de refacciones para mantenimiento y entrega máximo 48 horas después de ingresado el vehículo al taller.

Curiosamente, tuve la oportunidad de realizar trabajos de auditoría y consultoría tanto para DICONSA como para LICONSA y estoy seguro de que lo que me tocó vivir sigue igual y que se pretende que los vehículos lleguen a las tiendas y almacenes de DICONSA y LICONSA en zonas rurales, urbano rurales y urbanas, que seguramente aplicarán la lógica de AMLO para distribuir medicamentos como si fueran papas Sabritas y Coca-Cola.

Es mucho dinero y al término de los contratos SEGALMEX no tendrá nada y claro como el contrato termina en el 5º año de gobierno de AMLO (si llegamos), habrá un nuevo contrato porqué sino se suspenderá la entrega de los bienes de SEGALMEX en el País.

Nada se nos dice del parque vehicular anterior, tampoco se nos dice para que se utilizarán los vehículos que se van a rentar y así sigue la práctica de esta administración, no rendir cuentas.

Nada se ha informado del esquema de trabajo de DICONSA y LICONSA del 1º de Diciembre del 2018 a la fecha, tanto del presupuesto modificado autorizado como del presupuesto ejercido y sus variaciones, así como tampoco del proceso de liquidación de DICONSA y LICONSA, para la ya parturienta SEGALMEX.

Seguramente, ya para no cansar, con el fallo de la licitación el próximo 20 del presente mes se nos va a decir lo consabido de echar la culpa a la administración anterior del abandono y del estado ruinoso en que estaban DICONSA y LICONSA y también nos dirán que la renta de los 800 vehículos estaba incluida en los presupuestos de egresos del 2019 y 2020.

La renta y la entrega de las unidades seguramente se querrá iniciar en el mes de Octubre y entonces sabremos si ya estaban avisadas las empresas ganadoras para que oportunamente entregaran los vehículos solicitados y así seguirá la T4, mintiendo y engañando sin rendir cuentas y justificando que se va a combatir la pobreza alimentaria y que van primero los pobres y los humildes.

Publicado por DonHectorDice

Tengo experiencia en Consultoría y Auditoría en los sectores público y privado; diseño y uso de herramientas para evaluación y análisis de información. Conocimiento en temas de Salud, Seguridad, Educación y Desarrollo Social.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: