Estamos viviendo días complicados y difíciles, estamos tragando la medicina que 30 millones de mexicanos recetaron a más de 120 millones, con un gobierno que ha paralizado la economía del País y a colocado en riesgo las estabilidades macro y microeconómicas, por supuesto a las economías familiares y personales.

Es amarga y vomitiva la medicina y muchos piensan que era justo lo que necesitábamos una purga de seis años con diarrea y vómito de corrupción, así lo ha predicado AMLO en todos los foros, incluido su 1º, 3º informe (o lo que haya sido) de gobierno.

Todos queremos sentir resultados en nuestro bolsillo y en nuestra seguridad con la ingesta de la medicina, con la cual nos diagnosticaron y medicamentaron los que votaron por la esperanza de México.

Ni vemos, ni sentimos mejoría a pesar de que el doctor dice que todo va más que bien y que debemos sentirnos felices, felices, felices, aunque no tengamos ninguna mejora en cuanto al crecimiento y rendimiento del dinero que ganamos en nuestros bolsillos.

Se caen los precios del petróleo, disminuyen los ingresos a la Federación por impuestos, productos, derechos y aprovechamientos, disminuyen en el exterior los precios de venta de la gasolina y el Diésel, diferentes estados de la República padecen apagones, se anuncian juicios y procedimientos legales estruendosos como cajas chinas y se presumen más de 20 millones de familias mexicanas, beneficiadas por los regalos de becas, ayudas, siembras, salarios, etc., esto equivaldría conservadoramente a más de 100 millones de mexicanos a los cuales se les regala dinero. Nos entretienen ahora con el Presupuesto de Egresos para el 2020, a sabiendas de que no habrá manera de tener los ingresos presupuestados y el gasto social que se pretende.

En forma resumida es la realidad que estamos viviendo día con día, con el aumento del desempleo, la inflación que llaman subyacente de 3% anual, que solamente existe en pejelandia.

Se presumen inversiones petroleras en exploración y producción de petróleo, que simplemente no repuntan en los volúmenes de producción esperados, que aunados a la caída del precio del petróleo, dificultan la proveeduría de dinero para regalar.

También se presume que no se da la espalda a los jóvenes, sin embargo, las muertes violentas en el País indican tristemente que una mayoría de los asesinados están en el rango de edad en el cual se beca a aprendices de oficios por un año y $3,600 mensuales.

Me gustaría preguntar a los 30 millones que votaron por la esperanza de México si están recibiendo mejores servicios de salud, de atención a querellas por robo en vía pública, a sus negocios, a sus casas, robo de su automóvil, etc. Que perdieron su empleo, que están vendiendo su casa o departamento o automóvil, que cancelaron sueños y proyectos de vida.

Me gustaría preguntar a los 30 millones de mexicanos que votaron por la esperanza de México si tienen un mejor empleo y mejores ingresos que les permitan mejorar su calidad de vida personal y familiar.

Me gustaría preguntar a los 30 millones de mexicanos que votaron por la esperanza de México, si tienen un mejor y más económico transporte público, mejor acceso a alimentación durante su jornada de trabajo y guarderías seguras y de calidad para sus hijos.

No se me ocurren más preguntas porque sería entrar en la cancha de AMLO y la T4 y me considero un adversario capaz y con la suficiente ilusión por mi familia y por mí para enfrentar como adversario a la transformación de 4ª, no creo en ella y tengo la experiencia y conocimientos para desarrollar verdaderos programas y proyectos que generen riqueza para 1º los pobres y humildes sin regalar dinero, sin descobijar a otros mexicanos.

La opción no son los partidos políticos actuales, ninguno de ellos, la opción es evaluar a los que están en proceso de obtener su registro y refundar uno de los viejos partidos con ciudadanos de verdad en su dirigencia y como candidatos a diputados, esto implica hacer una limpia de todos los políticos o de la clase política, para mandarlos a su casa y tomar los ciudadanos preparados y comprometidos la conducción y administración del poder legislativo en la Cámara de Diputados, replicándolo en todos los estados de la República.

Nunca aclaré que la medicina era y es para los políticos que han vivido de nosotros y que quieren protegerse de la acción de la justicia para que devuelvan lo robado.

Ciertamente el vómito y la diarrea ayudan a la limpieza de nuestro organismo cuando nos infectamos y estamos infectados por la decisión de 30 millones de mexicanos a los que debemos devolver con creces su voto emitido con resultados y decisiones que nos mejoren y que con los recursos que tenemos y los muchos más que debemos generar vayamos construyendo escalón por escalón para poder acceder al México que todos queremos.

No trataré, porque no es el objeto, de desarrollar programas y proyectos de acción, pero estoy seguro de tener junto con otros mexicanos las capacidades, experiencia y conocimientos para hacer lo que nos corresponde correctamente.

Surgió un pegamento en forma repentina, que seguramente cohesionará a muchos mexicanos inconformes con la supuesta transformación económica, política y social, que venden los apologistas de AMLO y él mismo, ese pegamento se llama Vicente Fox. Que dice muchos chistoretes, tonteras, que siendo presidente desilusionó a muchos mexicanos.

Un amigo de la prepa, cuando estaba en su apogeo el movimiento del 68, comentaba que era necesario que surgiera un líder con impacto y presencia que nos uniera para dar la batalla y hablaba de personas como José Agustín, Alberto Issac y hasta Oscar Chávez, cosa que no sucedió.

Dejemos que se digan chistes, burlas, sarcasmos, acusaciones, entre AMLO y Fox, eso hará que muy seguramente, dirán los comentócratas, se polarice la sociedad mexicana, pero también hará que muchos apáticos y desidiosos tomen conciencia del daño que le está haciendo al País AMLO con sus malas decisiones, muchas mentiras que nos hace creer son verdades, estamos felices, felices, felices; le decimos guácala y fúchila a la bestialidad y criminalidad, compramos muchos satisfactores y nos sobra dinero para ahorrar, hay más dinero para gastar y más mentiras por el estilo.

Fox debe ser pegamento, debemos impulsar que pegue, no de golpear, de unir.

Publicado por DonHectorDice

Tengo experiencia en Consultoría y Auditoría en los sectores público y privado; diseño y uso de herramientas para evaluación y análisis de información. Conocimiento en temas de Salud, Seguridad, Educación y Desarrollo Social.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: