En días pasados, se presentó el Plan Nacional de Salud, que incluye:

. $40,000 millones para el INSABI su creación y operación, sin pies ni cabeza

. $11,651 millones para concluir infraestructura hospitalaria en 236 obras heredadas de la administración de EPN, sin decir en donde, de que tipo, camas censables, si es modernización y equipamiento, número de médicos y enfermeras necesarios, costo de su operación, quien la pagará, población beneficiada, medicamentos a tener disponibles en farmacias, etc.

. Basificar a 10,000 trabajadores, sin indicar en donde, nivel salarial, costo, quien lo pagará y con qué presupuesto

. $34,254 millones para centros de salud y hospitales de 2º nivel y alta especialidad, sin especificar si se trata de Unidades de Primer Nivel de Atención (UPNAS), de que hospitales y de que especialidad, su ubicación, su clasificación por grandes conceptos de gasto

En total suman $85,905 millones que seguramente se tomarán de los menos de $55,000 millones que han dejado del Fideicomiso del Seguro Popular, que se entregó por cierto por parte de EPN, con poco más de $80,000 millones.

Por si fuera poco, el sedicente antropólogo a cargo del Seguro Popular y del elefante que crearon, llamado INSABI, basado en el Seguro Popular, informa qué de 317 obras hospitalarias no terminadas, herencia de la anterior administración, su jefe AMLO ha entregado 20 hospitales y 61 centros de salud, que suman 81, faltándole 236 establecimientos de salud que fueron abandonados. Aplicándose en el 2020, $11,651 millones para su conclusión, que tampoco aclara el Sr. Juan Ferrer, cual es su distribución, el calendario de obras y equipamiento, la contratación de personal médico y no médico, etc.

Si la aritmética no nos falla, en promedio, cada uno de los establecimientos abandonados, tendrá una inversión de $49 millones.

Por cierto, de los 81 establecimientos médicos concluidos, no se especifica el costo de su terminación, así como tampoco de su operación, si ya están funcionando al 100% y a que población se beneficiará, indicando si es para no afiliados a IMSS e ISSSTE o al Seguro Popular.

Pasemos a la teoría pura y al delirio fascinante, que es lo que caracteriza las decisiones de AMLO en salud, que nos ponen en riesgo a todos:

. El enfoque del Plan Nacional de Salud (PNS en adelante), está en organizar los servicios de salud para su atención primaria, convergiendo los esfuerzos en el interés de mantener sanas a las personas con los riesgos para la salud controlados

. El IMSS incluido, mencionó, un magno plan para las unidades hospitalarias tanto en modernización, construcción y equipamiento, regresando a los albergues en los hospitales

. El PNS tiene como objetivos específicos:

  • Servicios de salud y medicamentos gratuitos
  • Federalizar los sistemas estatales de salud
  • Implementar el modelo de APS-1
  • Reorganizar la regulación sanitaria
  • Fortalecer la industria farmacéutica nacional e investigación innovadora

. APS-1 quiere decir prevención, detección y tratamiento

. La situación actual del Sistema Nacional de Salud incluye:

  • Corrupción y tráfico de influencias
  • Sistema público de salud descentralizado, segmentado y con menor presupuesto desde 2015
  • Los institutos de seguridad social prestan servicios médicos y preventivos solo a sus derechohabientes

. En conclusión, después de 20 años, 20 millones de mexicanos no cuentan con cobertura en salud

. Los afiliados al Seguro Popular y la población no asegurada, en suma, 74 millones de mexicanos carecen de acceso a atención médica oportuna y de calidad

. Se centraliza el control en la Secretaría de Salud, el Secretario de Salud nombrará un responsable por estado para la operación de los sistemas de salud

. Según AMLO, habrá medicamentos garantizados y contratación de personal médico faltante como prioridades del PNS, así como la apertura de más establecimientos médicos

Si lo anterior es la estructura y contenido del Plan Nacional de Salud, tanto AMLO como Alcocer empezarán a cargar con el peso de enfermos fallecidos, de los no atendidos por su INSABI y por el desconocimiento que ambos tienen tanto del legado que heredaron, como de sus oportunidades para su mejora y cumplimiento con las necesidades de todos los mexicanos.

Evidentemente, además del desprecio hacia los mexicanos enfermos, ya que no conocen, ni han visitado, como cualquier ciudadano, lo que llaman establecimientos de salud, tanto del IMSS (Unidad de Medicina Familiar No.42 en Cuajimalpa, por ejemplo), como del ISSSTE la que quieran, en donde quieran nombrar. Para un adecuado contraste de como si se hacen bien las cosas para la salud de los mexicanos, afiliados y no afiliados (el Hospital Regional de Alta Especialidad de Ixtapaluca) visítenlo.

Recuerde Sr. Alcocer, porque no parece médico, ni Secretario de Salud, que a usted le reporta y por ende a su Jefe, el CONASA, que tiene representante por cada sistema estatal de salud, porque ese cuento de nombrar delegados, ya nos lo contaron con los de la Secretaría del Bienestar o SEDESOL.

La compra de medicamentos para el primer semestre de 2019 fue incompleta, faltaron cientos de claves de asignar o se asignaron directamente y todavía no pagan y no tienen los medicamentos.

De los medicamentos comprados en el 1er semestre del 2019 y que suponemos fueron recibidos, no se ha terminado su distribución y subsiste desabasto de medicamentos, van 2 ejemplos, gratis, no había Pregabalina, ni tampoco insulina en la Unidad Familiar de Medicina No.42 y tenían quejas por falta de medicamentos, en la Comisión Nacional de Derechos Humanos por más de 700.

Para el segundo semestre del 2019, 21 claves quedaron desiertas. Hasta septiembre de 2019 se habían entregado 76 millones de piezas de material de curación, casi 23 millones de piezas de medicamentos y casi 1 millón de vacunas y esperan tener distribuido lo que falte de entregar a finales de octubre, cuando menos el 90%.

Para el segundo semestre de 2019, se realizó la compra consolidada de 1,651 claves de medicamentos y dicen haber logrado ahorros de casi $5,500 millones.

Para seguir preocupándonos la compra de medicamentos para el 2020, está en proceso de valoración, como adquirirán, adjudicarán directamente y licitarán, respecto de vacunas ni hablar, dicen haber entregado todas al 100% en 2019.

Seguimos con la preocupación, para el 2020 del Fondo Minero, un 85% de su valor se distribuirá entre la SEP y la Secretaría de Salud, dicho Fondo dicen que tiene $3,200 millones y $2,720 millones se distribuirán sin decir cómo, entonces pregúntense si ahorraron $5,500 millones para que tomar dinero del Fondo Minero.

Las preocupaciones son muchas, el Plan Nacional de Salud, no tiene ni pies ni cabeza, cambian el nombre del Seguro Popular (es la Comisión…) por el de INSABI y le dan recursos del Fondo del Seguro Popular para pagar a sus cuates que están contratando para mandos medios y superiores, igualito que en el PRD en su momento.

La gran aritmética no cuadra tampoco, de 130 millones de mexicanos, dicen que prácticamente 74 millones carecen de sistemas de salud afiliativo y los restantes 56 millones de mexicanos están duplicados o triplicados en el IMSS, ISSSTE y sistemas de salud estatales, así como los institutos de seguridad social, ni sumar ni restar saben.

Están ahogando y matando el sistema de salud que heredaron, con delirios y demagogia pretenden construir un Plan Nacional de Salud que es evidente no tiene ni pies, ni cabeza.

Pretenden apropiarse de la salud pública federalizando los sistemas estatales de salud, nombrando representantes que solo van a servir para corromper y apropiarse de recursos públicos, atentando contra nuestro derecho a la salud.

Torpezas, mentiras y engaños con la construcción de establecimientos hospitalarios, contratación de médicos y enfermeras y basificación de trabajadores, sin tener los ingresos en el presupuesto que lo soporten.

Es el gobierno que no tiene transparencia y que no rinde cuentas detalladas de la disposición de nuestro dinero, que está poniendo en grave riesgo la salud de todos los mexicanos.

Publicado por DonHectorDice

Tengo experiencia en Consultoría y Auditoría en los sectores público y privado; diseño y uso de herramientas para evaluación y análisis de información. Conocimiento en temas de Salud, Seguridad, Educación y Desarrollo Social.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: