Casi siempre son los apologistas de AMLO los que hablan, chorean, peroran, explican y tratan de hacernos razonar acerca de la T4 y solo queda claro, que está sustentada y se explica en “acabar con la corrupción y la impunidad”.

No queda claro, que quieren mudar, refundar o reformar, a través de una alteración, como dirían los políticos que viven de nosotros “de gran calado”, en la administración y vida publica en el País y todavía queda en la oscuridad que prácticas y políticas de gobierno se innovarán.

Nos dicen los de la T4 que se está desarticulando el régimen corrupto de gobierno, que se están desmontando las leyes y reglamentos que sostenían el viejo estado de derecho de gobiernos anteriores, que saquearon y arruinaron al País y que además el elefante de gobierno está artrítico y no se puede mover.

Después de 11 meses de gobierno de la T4, solamente existen causas penales contra Rosario y Lozoya, basadas en las denuncias de la ASF y adicionalmente la ultra golpeadora UIF del Sr. Nieto, que no es auditor, ni ministerio público, dice haber bloqueado cuentas por $5,000 millones que existen en su imaginación, es todo lo que se ha hecho, además de, violentar el derecho constitucional con la dedicatoria de gobierno para 5 años, de Olga para Bonilla con el amor de la T4 y de AMLO.

No hay un modelo económico, basado en la economía moral de AMLO, simplemente trabaja el gobierno y la T4 con el modelo neoliberal, en el cual se privatiza la participación del estado en actividades de explotación, proveeduría y servicios, con ejemplos como el de Pemex, que depende del trabajo de empresas privadas para extraer petróleo, de la CFE para la compraventa de electricidad y gas, de distribuidores de medicamentos y de renta de patrullas, entre otros negocios, faltó también carreteras y caminos de peaje, más los trabajos en Dos Bocas.

Es clara la negativa de la iniciativa privada para invertir en nuevos negocios y en la expansión de los que ya tiene, debido a la fragilidad del estado de derecho en que ha incurrido la T4, que se traduce en inseguridad y desconfianza de inversionistas propios y extranjeros.

La lógica elemental en el desarrollo de cualquier modelo económico y en los datos de prueba que se alimenten para medir su viabilidad, demanda un Plan Nacional de Desarrollo en el cual se produzca dicho modelo, que deberá impulsar el desarrollo y crecimiento de México.

Las objeciones sensatas a dicho Plan le costó el trabajo al Sr. Carlos Urzúa y el que se presentó al Congreso nació de los delirios de AMLO, por lo tanto, no existe su “modelo económico moral” por ninguna parte.

Estamos frente a la construcción de leyes a modo para que gobierne AMLO, que buscan y rascan por todos lados la obtención e incremento de ingresos fiscales de nosotros, para pagar sus programas sociales, las pensiones, la deuda interna y externa (que no se ha consolidado y no sabemos su importe), mantener la estructura de gobierno priorizando fondos adicionales a Pemex, para que extraiga más petróleo que se pueda vender y el gobierno pueda solventar su gasto.

Nos dicen una y otra vez los apologistas y también gente sensata, que es el gobierno que eligieron hace un año, 30 millones de mexicanos y es el pilar en el cual la T4, sustenta el regalo de nuestro dinero en programas de gasto social, el cambio de nombre a dependencias y organismos del ejecutivo, que solamente sirven para justificar cambios en los sistemas de salud, educación y seguridad, que a la fecha, están mucho peor que cuando los recibieron y en los cuales siguen con su elipse de aprendizaje.

La T4 no rinde cuentas, no es transparente y tampoco da información razonable de los ahorros que dice haber logrado, una transformación exige claridad y precisión en los cambios que realiza a los modelos operativos de organismos y dependencias, qué hasta la fecha, no tenemos evidencia de absolutamente nada. Dirán los apologistas, se acabó con la corrupción y la impunidad, también que se han logrado ahorros de casi $1 billón y que tenemos un México justo y feliz.

Es la transformación del presidencialismo en el caudillaje, en la autocracia, en pláticas monótonas por las mañanas en las que se trata de explicar lo que AMLO decide y como lo entiende, para criticar también, cuestionar, denostar, difamar y poner en peligro de vida a militares que participan en operativos fallidos, como el de Culiacán.

Las órdenes e instrucciones se dan en forma verbal por la mañana, avisándosele a los afectados, que suponemos las entendieron y las llevaron a la práctica, si AMLO es capaz de decir que por encima de la ley está la justicia, imaginemos el modelo de seguridad que tampoco existe y que necesariamente debería estar conectado con el modelo económico para que en un País seguro fluya y florezca la inyección de recursos a la economía, si muchos y muchas empresarios y empresas que están en las PYMES pagan derecho de piso y son extorsionados, imaginemos cual estado de derecho y que modelo de seguridad se debería estar aplicando.

No sabemos para donde vamos, estamos adivinando que nos puede pasar, no hay guía, no hay dirección, existe desempleo, baja calidad de servicios de salud e inseguridad, que solamente hablan de la ausencia de gobierno.

Elevar a virtud moral el mandato de gobierno solo puede pasar en la mente calenturienta y delirante del que dice gobernar, eso habla de la T4, que también busca asimilarnos a sus términos y lenguaje, aún no sabemos de las reformas de gran, mediano y pequeño calado, no hay pactos, tampoco hay acuerdos, solamente podemos observar la descomposición de un gobierno que todavía no se acaba de instalar y que su representante pide 12 meses más para que puedan “notarse los cambios”.

No se puede observar ningún cambio y cuando nos preguntan si estamos de acuerdo con el trabajo de AMLO, decimos que sí, sin tener la posibilidad de dar un ejemplo, uno solo, que apoye el sí de la gente.

Sabemos que muy seguramente rondará entre $300,000 y $400,000 millones, las dádivas sociales en sus programas, también que cada vez se tiene menos dinero en la TESOFE para su fondeo.

La transformación se explica en regalar cada vez más dinero, en esperar que lo que se fue a fondo perdido active la economía, ese es el modelo de economía moral y social que ejemplifica el silvestre pensamiento del presidente.

La pretensión de mandar desde el ejecutivo a los poderes judicial y legislativo es lo que trata de explicar la transformación del modelo de sustentabilidad del gobierno, buscando que el marco legal se ajuste y quede alineado a los mandatos y decisiones del presidente, como hasta ahora lo hemos visto, ese es el modelo legal que trata de sostener al modelo económico, sin objeciones, sin contrapesos, sin impedimentos.

Es fácil, estamos ante un proceder rústico y elemental, que quiere vendernos la T4, que a través de cuentos y fábulas pretende buscar el apoyo de los famosos 30 millones de mexicanos que votaron por la esperanza de México.

 Normalmente el gobierno debería partir de un modelo económico, legal y de seguridad para el desarrollo y crecimiento del País, ya sabemos que este gobierno es anormal y que no sabe para donde va, salvo buscar extender el mandato presidencial y a través de actos y fotos, convencerse de que entrarán a la economía recursos externos para sostenerlo y que cada vez está más expuesto a gasolinazos y devaluaciones, que no podrá explicar y que erosionarán los 30 millones de votos, nos conducirán al hartazgo y rechazo.

No hay tal transformación, no hay modelo, no hay guía, solamente un presidente que vive en su palacio, preso por sus delirios.

Publicado por DonHectorDice

Tengo experiencia en Consultoría y Auditoría en los sectores público y privado; diseño y uso de herramientas para evaluación y análisis de información. Conocimiento en temas de Salud, Seguridad, Educación y Desarrollo Social.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: