Mucho se habla y se sigue hablando de que deberíamos tener calma y tranquilidad en nuestro que hacer diario, alejados de crímenes violentos y bestiales, extorsiones, secuestros, asaltos y robos, en suma, deberíamos vivir en un ambiente de seguridad.

Ya en algunos escritos publicados con anterioridad les he platicado sobre mis experiencias en el trato con fuerzas de seguridad municipales y estatales y eventualmente con federales.

El trato siempre fue como Auditor y en algunos otros trabajos como Consultor en temas relacionados con las Evaluaciones de Control de Confianza a policías estatales y municipales.

La célula de nuestra organización ciudadana se llama municipio y en el municipio también se encuentran conformados los poderes de gobierno, legislativo, ejecutivo y judicial, bancos, notarías, distribuidores de automóviles, e decir la gente de cuello blanco que mueve el dinero, no lo perdamos de vista, ya que en todos los grandes problemas de seguridad reflejados en crímenes planeados, perversos y violentos en los municipios, invariablemente se olvidan y omiten a los responsables de la seguridad en los mismos y vaya que son los que conocen el movimiento de los grupos criminales.

Tomaré un ejemplo que manchó para siempre el tema de seguridad y respeto a la vida, la desaparición y muerte premeditada, violenta y salvaje de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa en el municipio de Iguala en el Estado de Guerrero.

En ese municipio se detuvo y se consignó a la autoridad, al presidente municipal de Iguala y a prácticamente toda la policía del municipio y aledaños.

En aquel momento tuve oportunidad de platicar del asunto con un funcionario de alto nivel del área de Comunicación Social de la Presidencia de la República y le comenté con amplitud que deberían revisarse entre otros aspectos los expedientes de los policías municipales y estatales, así como federales que estaban asignados en los turnos de trabajo de ese día, adicionalmente sin más preámbulo detenerlos y consignarlos, me contestó que se tenía que aplicar el debido proceso para hacerlo y allí quedó.

Sabemos que el Gobernador de Guerrero en ese momento se dijo ignorante de los hechos a pesar de haber sido informado y de tener responsabilidad en lo ocurrido, por omisión o participación.

Supimos que no habían sido evaluados los policías municipales y estatales participantes, así como tampoco federales y peor aún no había expedientes de cada uno de ellos, completos y actualizados.

Intervino el Gobierno Federal y ya todos conocen el desenlace, se han puesto en libertad a los detenidos, presuntamente integrantes de células del crimen organizado en el Estado de Guerrero, Municipio de Iguala y adyacentes, así como también a policías municipales con los argumentos de no respeto al famoso debido proceso entre otras omisiones y presuntos abusos, no se mencionó el movimiento de efectivo derivado de hechos delictivos como cultivo, tráfico y distribución de drogas, así como tampoco la recuperación de un solo peso.

Sigue sin ser resuelto a cabalidad y a satisfacción de los familiares, amigos y simpatizantes del llamado Movimiento de Ayotzinapa, peor aún con la participación del gobierno actual y de los partidos fusionados a Morena.

Claramente podemos observar varios componentes de una estrategia completa, sistemática y debidamente instrumentada para ser aplicada:

. Policías municipales

. Policías estatales

. Policías ministeriales

. Policías de investigación

. Ministerios Públicos

. Policía Federal

. Presidente Municipal

. Gobernador Estatal

. Inteligencia y contrainteligencia para seguir la huella del dinero y detener su flujo, encarcelando a los responsables, sean quienes fueran

Los componentes descritos con anterioridad requieren de una estructura, capacitación, profesionalización y modernización programados con certeza, claridad y obligatoriedad, esa es chamba de las autoridades de los 3 niveles de gobierno, tanto federal como estatal y municipal, suena a mucha burocracia, pero el verlo en forma aislada o fragmentada, lleva al fracaso que nos ha tocado vivir y que ya ronda centenas de miles de muertos.

Mucho se habla de los programas sociales que incidirán en la disminución de la pobreza y desigualdad a largo plazo, claro con recursos mínimos que son claramente, perdón por el término, limosnas de AMLO, a los pobres y marginados, para obtener su apoyo y eternizarse en el Gobierno, peor aún no hay principio de autoridad en el País, que está al borde de la destrucción, las confrontaciones ya son una pelea a muerte entre el crimen organizado y el estado, que insiste ingenuamente en volver al bien a los criminales, lo que puede llevarle a una caída política y social importante, destructiva.

Vuelvo al tema, el Sr. Durazo y su Gabinete de Seguridad al igual que AMLO, tienen sus esperanzas de seguridad para el País, en espantapájaros llamado Guardia Nacional, que sigue en capacitación con quizá 60,000 elementos, no todos con el llamado, Certificado Único de Policía (CUP), deteniendo a migrantes en ambos lados de la frontera mexicana y eventualmente vigilando el Metro de la CDMX o atestiguando a través de patrullajes, las dudas que todos tenemos de su capacidad.

Traigo otro dato a su memoria, es probable que el número de los diferentes policías regados en el País, empezando en los municipios ronde en 700,000 elementos y qué si se llegasen a incorporar los 100,000 que espera tener la GN para finales de 2020, en volumen habría casi 4 policías por cada criminal.

No sirve tener policías en número, sino están debidamente entrenados y capacitados para ser policías, además de evaluados y en perfecto estado de salud, que se estima que aproximadamente 400,000 elementos presentan problemas de obesidad, sobrepeso, diabetes e hipertensión, eso es lo que hay, sin inteligencia y contrainteligencia para golpear en el financiamiento y riqueza que tienen los de cuello blanco, que toman y mueven grandes cantidades de dinero, tanto en México como en Estados Unidos, de allí que tienen dinero para el mejor y más actualizado armamento así como en tecnologías  de información, comunicación y pago a policías.

Esperar a que por si sola, sin hacer nada se contenga, controle y disminuya la criminalidad, es uno de los mayores delirios de AMLO y tristemente compartido por la SEDENA y la SEMAR, que han bajado banderas para cuando menos defendernos como lo hacían antes, ya que su Jefe Supremo, les ha pedido regresar al movimiento que en los sesentas tuvo una canción como emblema “San Francisco, Flores en tu Pelo”, flores en lugar de balazos, que quizá haya funcionado después de muertos y desaparecidos en los enfrentamientos que hubo entre manifestantes y fuerzas de seguridad pública.

El sacrificio bestial de niños y mujeres, solamente habla de mensajes mortales y sangrientos de los criminales a los ciudadanos y nos hace ver a todos la falta de interés y compromiso del gobierno de AMLO, tanto con los que votaron por él, como los que no y pone de manifiesto su incapacidad para gobernar el País.

Publicado por DonHectorDice

Tengo experiencia en Consultoría y Auditoría en los sectores público y privado; diseño y uso de herramientas para evaluación y análisis de información. Conocimiento en temas de Salud, Seguridad, Educación y Desarrollo Social.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: