Claramente sabemos cuando a una persona no se le dan los números, porque lo manifiesta o porque no le salen las cuentas.

A la gavilla que acompaña a AMLO, en verdad no se les dan los números, por razones fáciles de explicar, ya sabemos que no entienden, son incapaces y cuando se trata de números no es lo de ellos.

Hemos visto la facilidad con la que manipulan y distorsionan el uso de los números, con afirmaciones temerarias, delirantes y con la burla o el desdén con que siempre dan respuesta y con la que interpretan sus números, van algunos ejemplos:

. Los programas de los que presume AMLO presentan resultados alarmantes, con subejercicios, que en cristiano quieren decir, que no se ejercieron recursos, a saber:

  • Jóvenes Construyendo el Futuro    $14,945 millones
  • Aeropuerto Santa Lucía                         8,892 millones
  • Crédito Ganadero a la Palabra              8,810 millones   
  • Aeropuertos y Carreteras                       5,772 millones 
  • Construcción Tren Maya                         2,989 millones 

                                               Suman     $41,408 millones 

La suma anterior se reportó como no ejercida al 3 de septiembre del presente año.

Cabe señalar que el gran total no ejercido es de $87,000 millones, que no están físicamente en la tesorería de la TESOFE o peor aún, que se reasignaron y no han informado a que.

En mis experiencias como Consultor y Auditor Externo, cuando el presupuesto autorizado no se ha ejercido y se reportaba, causaba mucha molestia y enojo, porque teniendo el recurso no se había aplicado o se había cancelado o reasignado a otros programas y proyectos, no se informaba al superior responsable, claro, yo como Auditor y Consultor, sabía que se había hecho de ese recurso y lo reportaba  en un informe confidencial, que causaba aún mayor molestia y agradecimiento a la vez.

Tomando el ejemplo de los casi $15,000 millones no ejercidos del Programa de Jóvenes, que se sumará a lo que se acumule al 30 de diciembre del 2019, indica que, en este Programa sin reglas de operación, quien hizo los cálculos del Presupuesto Anual, no tenía la menor idea de lo que estaba haciendo, ya que una de 2, eran muchos jóvenes o la respuesta se alejó de lo que esperaban.

Otro ejemplo de que no se les dan los números es la refinación de petróleo en las 6 plantas refinadoras de Pemex:

. Al 31 de diciembre del 2019, Pemex espera cerrar con una capacidad de refinación de 600,000 bdpd, son las expectativas de Pemex de Oropeza y Chío, que el pasado 24 de septiembre del presente año, dijo serían para diciembre del 2019, 900,000 bdpd, claro todavía faltaba que el Sr. Oropeza dijera que las 6 refinerías esperan mantener un ritmo de 643,000 bdpd.

Según la SENER de Chío la capacidad de procesamiento de las refinerías ha sobrepasado el 50% y en realidad se mantuvo en 41%.

Volvió a decir Chío que Pemex estaba procesando en promedio 814,000 bdpd, equivalente al 50.4% de la capacidad total de las 6 refinerías.

Por su parte el Sistema de Información Energética que se alimenta con datos de Pemex y de la SENER, reporta 653,000 bdpd.

La diferencia entre 814,000 y 653,000 es de 161,000 bdpd, queda claro que no se les dan los números, ni la aritmética, ni la experiencia para investigar diferencias, conciliar cifras y corregir errores.

Como otro ejemplo más, no podría fallar, ni faltar la cándida Eréndira de la SFP, quien reportó $11,291 millones de ahorros derivados de eliminar seguros médicos, reajuste a la baja de salarios y eliminación de 8,820 plazas.

Expuso que el dinero no se encuentra en los cajones que ya se utilizó para el bienestar, becas, salud. Para justificar los despidos dice, que, en la presidencia de su jefe, ya no necesitan tecnócratas que buscan solo dinero, en su lugar, se necesitan especialistas, profesionistas y técnicos que vengan a dar a sus trabajos una nueva ética pública, lo que quiera decir con ello.

Tecnócrata es una persona que desempeña una función, una dirección como técnico o especialista en una materia, por lo que solo la cándida Eréndira sabe lo que quiso decir.

Por otra parte, su jefe dice que se han obtenido ahorros de $500,000 a $800,000 millones, ahorro que como dice la cándida es guardar, reservar, economizar, escatimar; sin embargo, el dinero físicamente no está en cajas de la TSSOFE, es dinero que no existe, porque nunca entró a las cajas.

Es temerario decir, que al eliminarse 8,820 plazas se dejaron de pagar a los ocupantes y por ello se dejó de gastar un dinero presupuestal que simplemente ya no se tuvo para ejercer, no hubo ningún ahorro.

Son de pena ajena y de lástima, simplemente ni las cuentas, ni los números se les dan.

Publicado por DonHectorDice

Tengo experiencia en Consultoría y Auditoría en los sectores público y privado; diseño y uso de herramientas para evaluación y análisis de información. Conocimiento en temas de Salud, Seguridad, Educación y Desarrollo Social.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: