La ASF que debería darnos cuenta de todos los volúmenes de crudo obtenidos y sus productos procesados en cuanto a sus costos y gastos, precios de venta con auditorías en tiempo real y no forenses está engolosinada en seguir ventilando mediáticamente los sobre precios que detectó en el proceso de compra venta de Agronitrogenados y Fertinal, con un indicador obtenido de no se sabe con qué metodología, señalando que Pemex Fertilizantes requiere en este momento de cuando menos $2,800 millones de utilidad neta en los próximos 8 años para recuperar su patrimonio, más fácil, $350 millones anuales a valor del 2019, fácil verdad, no dice ni como, ni quien.

Haciendo a un lado mamarrachadas de auditorías forenses, en tiempo real, en lotes, de procesos, etc., sería más sencillo aplicar la Metodología de Auditoría Integral en forma sistemática y con el auxilio de TIC´S para estar revisando operaciones vivas y no difuntas y ya enterradas.

El uso de indicadores de eficacia, eficiencia y economía, no cifras absurdas sin contexto para soportar comparaciones y equivalencias que no sirven de absolutamente nada.

En la revisión de la Cuenta Pública del 2018 que hizo la ASF, Pemex Fertilizantes registró una pérdida de $2,800 millones que destruyó el valor económico de su operación, lo informa la ASF después de casi 2 años de la revisión de la Cuenta Pública del 2018, de operaciones registradas en el 2017, dejando pasar prácticamente 2 años para informar de una pérdida que ya no tiene reversa.

En el caso de Fertinal de 2016 a 2018 se invirtieron prácticamente $900 millones para ejecutar 164 proyectos de inversión sin haber logrado operar en condiciones óptimas en alguna de sus plantas, que solamente ocupan el 10% de su capacidad instalada productiva, aduciendo falta de materia prima suficiente, así como una serie de disculpas técnicas, presupuestales y financieras, sin:

  • Recuperar un solo peso
  • No tener a nadie en la cárcel
  • Siguiendo con el tiradero de dinero a fondo perdido
  • Lopitos declarando que se trató del tema de la corrupción propiciada por EPN que dio el visto bueno a negocios ilegales pero muy jugosos por la compra de las plantas de fertilizantes por las que se pagaron $800 millones de dólares, que costaban cuando mucho $50 millones de dólares

La dura realidad enfrenta nuevamente tanto a López como a Colmenares con cero resultados de indagatorias y de dichos, peor aún, a pesar de lo dicho por Colmenares, López insiste en operar las plantas para producir fertilizantes que serán regalados a campesinos a través de sus programas sociales de captación de votos y voluntades, solamente vemos pájaros nalgones.

Por otra parte, el mediático Colmenares y como si fuera un chiste macabro, destacó que, en informe de la Cuenta Pública del 2018, el uso de la tecnología le permitió optimizar la capacidad auditora del gasto federalizado, con la aplicación de nuevas tecnologías y la analítica de datos, maximizando la cobertura y el impacto fiscalizador.

Para nada hizo alusión a algo tan simple como la evaluación profunda de los sistemas de control interno operativos e informáticos, así como del marco legal aplicable, que son los que realmente permiten prevenir y corregir puntual y oportunamente desviaciones, omisiones, ineficacia, ineficiencia y gasto excesivo en el gasto público federalizado, que incluye su aplicación en estados de la federación, estados y municipios en los 3 niveles de gobierno, sin precisar de los prácticamente $5 billones del presupuesto de ingresos el alcance en billones de pesos revisados, ojalá hubieran sido cuando menos la 3ª parte para que tuvieran algún sentido y resultados sus auditorías forenses, los maestros de auditoría seguramente lo habrían reprobado.

Exigimos que se revise peso por peso lo gastado por el gobierno de López Obrador en la pandemia de COVID-19, sin excusa ni pretexto, todas las compras hechas a los chinos, a Barttlet Jr., Claudia, Zoesín y demás cómplices, ya que han derrochado y desviado nuestro dinero, sin haber logrado mitigar, contener y controlar la pandemia y lo más importante desde el punto de vista de Auditoría Integral, porque no se han aplicado pruebas en forma masiva, toda la información distorsionada del Modelo Centinela y ahora de la Red IRAG.  

Publicado por DonHectorDice

Tengo experiencia en Consultoría y Auditoría en los sectores público y privado; diseño y uso de herramientas para evaluación y análisis de información. Conocimiento en temas de Salud, Seguridad, Educación y Desarrollo Social.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: