VERGÜENZA, ESPANTO, HORROR, IRA, RABIA, DESILUSIÓN, RECLAMAR Y EXIGIR

Toda una mezcla de sentimientos, deseos, malestares, incomodidades y reclamaciones prevalecen en decenas de millones de mexicanos, ciudadanos atrapados por 30 millones devotos, por las mentiras, falacias, insinuaciones perversas, malignas e insidiosas de un sujeto acomplejado, limitado, que tomó la Presidencia del País como un fin, para desquitarse, humillar y exhibir a sus adversarios, a todos aquellos que al no estar con él, están contra él, nunca con nombre y apellido, siempre son innombrables y no gobernar para todos nosotros.